• littlebylittle

BEBÉ DE ALTA DEMANDA

Mi bebé llora si lo dejo en la cuna, es como si tuviera pinchos.

Mi bebé quiere estar enganchado todo el día a la teta. Me usa de chupete.

Mi bebé se ha acostumbrado a los brazos, no hay quien lo suelte.

Mi bebé se descuadra con cualquier cambio, tiene un sexto sentido.


¿Os suenan algunas estas frases? Bienvenidos (posiblemente) a un bebé de alta demanda.




¿Qué es? ¿Hay alguna evidencia detrás de todo esto? ¿Hay algo que se pueda hacer?


Empecemos por el principio. El término “alta demanda” fue descrito por el pediatra William Sears tras observar a su cuarta hija, Hayden, a la que llamaron “la niña velcro”. Desde el principio, a pesar de estar complemente sana, pudieron notar en ella comportamientos muy característicos que no habían observado en sus anteriores hijos. Crearon el término por la necesidad de deshacerse de conceptos negativos tales como “bebé difícil” “manipulador” “molesto” “llorón”.


Describieron una lista de 12 CONDUCTAS que deben cumplir los peques (todos o casi) para poder considerarse un bebé de alta demanda.

  • INTENSOS: todo energía y más si quieren hacerse notar.

  • IMPREDECIBLES: no funciona dos veces seguidas el mismo truco.

  • HIPERACTIVOS: muy despiertos, con necesidad de ser estimulados.

  • HIPERSENSIBLES: a los cambios del entorno, a los ruidos. No se les escapa una.

  • INSATISFECHOS: cuesta mucho calmar sus necesidades.

  • EXIGENTES: más de lo mismo, no vale con que lo intentéis a medias.

  • DEMANDANTES: muy muy demandantes y sin aceptar un no por respuesta.


  • Comen muchas veces poco alimento, al segundo vuelven a pedir.

  • Necesitan contacto físico continuo. Modo koala ON.

  • Mal sueño: descansan poco porque se despiertan muchas veces.

  • No se calman nunca solos. quieren notar que estáis ahí a su lado.

  • Sensibles en exceso a la separación sobre todo claro de la mami.


Para afirmar o intuir que estamos ante un bebé de alta demanda nos toca valorar TODO y siempre mejor a través de un EQUIPO INTERDISCIPLINAR.


Se puede dar el caso de peques que, por ejemplo, expresen algunos de los comportamientos anteriores por una disfunción digestiva (cólicos o reflujo) o problemas de lactancia (perlas o mastitis con mal agarre) y sin embargo, no sean considerados de alta demanda.



¿Qué podemos hacer una vez sabemos que vuestro hijo sí es un bebé de alta demanda?



Lo primero, RESPIRAR. No es una enfermedad en ningún caso.

Lo segundo, entender y asumir que es un ESTADO. Cada niño necesitará más o menos tiempo para ir reduciendo esa ALERTA constante con la que percibe el mundo.


Desde la Fisioterapia y la Osteopatía os puedo enseñar herramientas muy útiles para manejar al pequeño.


  • MASAJE INFANTIL DEL APEGO/ SHANTALA: es un momento que les y os encanta. Estamos nutriendo su necesidad de contacto, pero además estamos favoreciendo su desarrollo.

  • PORTEO: es la libertad que necesitáis para tener las manos libres. Ayuda a la correcta alineación de miembros inferiores y espalda. Todo ventajas.

  • ESTIMULACIÓN desde casa. Como suelen demandar de nuestra atención vamos a hacerlo con una orientación y un propósito claro.


Estoy más que convencida que la información es poder. Conocer y entender cómo es vuestro bebé os ayuda a saber mejor cómo estar en su frecuencia.

¡Ánimo papis!

#bebéaltademanda #ALTADEMANDA #WilliamSears #fisioterapia #fisioterapiainfantil #osteopatía #osteopatíainfantil #littlebylittle #belénconcejero #madrid #pediatría #infantil #bebé #niños #peques #tratamiento #tratamientodefisioterapia #tratamientodeosteopatía #porteo #masajeshantala #crianzapielconpiel

.

532 vistas