• littlebylittle

LOS PIES DE LOS MÁS PEQUES. HIPERREFLEXIA Y MARCHA EN PUNTILLAS

Actualizado: 19 de ene de 2019



Esta semana nadie sabe porque he tenido en consulta un montón de mini pacientes con algún tipo de alteración en los pies y por consiguiente en la marcha.


Son disfunciones que suelen pasar desapercibidas y sin embargo, provocan muchos cambios tantos en la estática como en la dinámica de los niños.


Para entender estos trastornos hay que explicar primero cómo percibimos la sensación en nuestro cuerpo y cómo nuestros peques aprenden.


El tacto es sin duda el primer sentido que aparece. Con 7 semanas tras la concepción, el feto puede sentir los labios y la nariz. Con 9 semanas recibe información en la barbilla, párpados y brazos. Y ya en la 12 semana es cuando puede notar casi todo su cuerpo.

Cuando pensamos en el tacto todos tendemos a focalizarnos en las manos pero no se nos puede olvidar que eso no es cierto. Tocamos y sentimos con cada centímetro de nuestro cuerpo.

Me encuentro en consulta muchos niños que, aunque han sido bien estimulados, porteados, han pasado horas en el suelo boca abajo; tienen muy mala conciencia de sus pies. Esto pasa porque en el mundo occidental los peques se pasan el día con calcetines e incluso con zapatos antes de necesitarlos demasiado tiempo.


Al nacer los bebes llegan al mundo con un “programa de supervivencia” con el que buscan no solo sobrevivir a un nuevo medio sino también conectarse con su entorno. Ese programa súper básico son los reflejos primitivos. A diferencia de los espinales (por ejemplo, el reflejo rotuliano) este tipo de reflejos se integran en un nivel superior, el tronco del encéfalo, haciendo así que intervengan más partes del cuerpo y la respuesta sea más global.


Tiene un tipo latencia por el cual son útiles y ayudan a los bebes a desarrollarse. Pasado ese tiempo retrasan la adquisición de patrones motores más complicados.


En el caso de los pies existe el reflejo plantar. Lo utilizamos en la valoración de fisioterapia del neonato para comprobar que siente y responde también en los miembros inferiores y por lo tanto en niveles medulares muy bajos.

La valoración consiste en rozar con el dedo desde el talón hacía los dedos sin tener contacto con el pie (no queremos provocar una respuesta sin tener claro su origen). El bebe sano tiende a flexionar los dedos e incluso rotar el pie hacía dentro. Este reflejo es normal hasta que el niño adquiere la bipedestación. Sin embargo, en muchos casos puede dar problemas incluso antes, en fase de gateo, y generar un respuesta exagerada conocida como hiperreflexia.


Imaginad que cada vez que algo os toca el pie el cerebro sin pediros permiso busca retirarlo. Al no haber normalizado las sensaciones plantares para la corteza cerebral todo puede ser un estímulo nociceptivo (doloroso) en potencia. Alargado en el tiempo puede provocar la famosa marcha en puntillas. Hay un porcentaje de niños pequeño que nacen con el tendón de Aquiles anatómicamente corto, el resto de los peques con esta marcha han adquirido patrones posturales anómalos.


Tenemos todos los humanos una gran área en la corteza cerebral llamada área somatosensorial donde está cartografiado cada milímetro de nuestra piel. Para simplificarlos es “donde sentimos”. A su vez existe otra zona llamada el área motora primaria. Está muy cerca de la anterior y es “donde organizamos nuestro movimiento”.


Están íntimamente relacionadas una con la otra para que la respuesta sea lo más rápida y efectiva posible. De esta concepción anatómica podemos entender entonces “cuanto mejor sintamos nuestro cuerpo, mejor nos moveremos”.

En consulta el tratamiento de fisioterapia consiste en hacer un masaje muy fácil que enseñamos a los padres para que puedan realizarlo ellos en casa todos los días:


-Apertura del arco plantar

-Apertura dedos

-Normalización del tono de planta de los pies

-Normalización del tono de los gemelos


Además, y aquí viene la parte favorita de los niños...


¡Hay que guarrear mucho esos pies!


Todo lo que se os ocurra es bienvenido. Buscamos sensaciones de frío-calor, rugoso-suave, seco-mojado, que haga ruido, que se pegue… Es estupendo pintar con los pies, pisar arena, césped, papel de burbujas. De todos esos estímulos vuestro peque sacará una información súper valiosa con la que organizar su cerebro y normalizar sus respuestas.


Así que achuchar mucho a los niños, pero nunca, nunca os olvidéis de eso piececitos tan comestibles y gordos.


#fisioterapia #osteopatía #littlebylittle #belénconcejero #madrid #pediatría #infantil #lactante #bebé #niño #peques #pies #reflejoplantar #hiperreflexia #reflejosprimitivos

148 vistas1 comentario