• littlebylittle

PLAGIOCEFALIA



Las deformidades craneales siguen siendo un motivo muy frecuente de visita en las consultas de los fisioterapeutas y osteopátas pediátricos.


Para ninguno es ya raro ver a un peque con casco por la calle. Sin embargo, en muchos casos antes de esta medida, o como complementación, la fisioterapia y la osteopatía tienen mucho que hacer.


Por fin se ha entendido que las deformidades craneales no son solo estéticas y que sí llevan asociadas problemas de movimiento de cuello, de reflejos primitivos no integrados o de un retraso psicomotor que dependerá mucho de cada niño.


Hemos conseguido que pediatras y neurocirujanos recomienden nuestro tratamiento. El casco corrige la mala alineación de los huesos del cráneo, pero no tiene acción sobre los huesos de la cara ni tampoco sobre las cadenas musculares o el neurodesarrollo del bebé.


Para entender bien la terapia que se realiza y la importancia de la misma tengo que hacer una breve introducción sobre el tema.


Hay dos grupos fundamentales de deformidades:


  • Sinostósica o craneosinostosis: hay un cierre precoz de las suturas craneales (comúnmente conocidas como fontanelas), muchos casos incluso antes de nacer. Suele ir asociada a síndromes genéticos. Necesita cirugía y ortopedia.


  • No sinostósica: la que es más común. Es posicional. La cabeza adquiere una forma de paralelogramo como se observa en el dibujo.


El lado del aplanamiento es el que da el nombre, en el caso del ejemplo se trataría de una plagiocefalia derecha.

Hay multitud de causas o factores de riesgo que pueden provocar la plagiocefalia.

A continuación, expongo los más comunes:


  • Intra-uterinas: posición fetal, embarazo múltiple, prematuriedad e instrumentación en el parto.


  • Extra-uterinas: tortícolis y posicionamiento preferencial de la cabeza, continua posición boca arriba e inmadurez en el desarrollo asociado a bebés hipotónicos con mala estimulación.


En consulta tenemos una serie de medidas para objetivar los valores de la deformidad craneal. Se hacen con un craneómetro como el que aparece en la foto.


Nos ayudan en la primera valoración para tomar una decisión, el equipo interdisciplinar y yo, sobre si es necesario el uso de casco. Del mismo modo me ayudan en las siguientes sesiones para valorar la evolución de mi tratamiento.


  • Índice craneal CI = anchura craneal/ longitud craneal x 100


Valor normal entre 75-85%.


Si el CI > 85% es una braquicefalia = cabeza “sandía”, muy ancha.

Si el CI < 75% es una escafocefalia o dolicocefalia = cabeza “melón”, muy alargada.


  • Índice de asimetría de la bóveda craneal IABC = Diagonal larga – Diagonal corta


Se mide la longitud entre la frente del bebé por encima del ojo y la sutura posterior de la cabeza de manera contralateral.


Valor normal < 10 mm


Si AIBC > 10 mm es una plagiocefalia leve.

Si AIBC está entre 10-20mm es una plagiocefalia moderada.

Si AIBC > 20mm es una plagiocefalia severa.


La incidencia del aplanamiento occipital es del 13% en niño sano que sube a 56% en el caso de los gemelos, mellizos.

Y entonces ¿Qué podemos hacer con estos peques y sus cabezas?



Hay que hacer tratamiento en el cuello para quitar las restricciones de movimiento y los acortamientos musculares. Hay que hacer una buenísima estimulación del desarrollo que irá acompañada de una educación a los padres sobre cómo manejar a su bebé.


Además, los osteópatas contamos con la terapia sacro-craneal que nos permite incidir en el modelado de la cabeza y la cara.

Papis, mamis, no os preocupéis porque entre todos hacemos equipo para que vuestros peques mejoren y crezcan sanos y felices.



#fisioterapia #fisioterapiainfantil #osteopatía #osteopaíainfantil #plagiocefalia #cascoenbebés #deformidadcraneal #deformidadescraneales #terapiacraneal #terapiasacrocraneal #estimulación #etapas #aprendizaje #littlebylittle #belénconcejero #madrid #pediatría #infantil #bebé #niños #peques #tratamiento #tratamientodefisioterapia #tratamientodeosteopatía

307 vistas