• littlebylittle

SEDESTACIÓN EN W

Hay muchos niños que la manera más cómoda que tienen para sentarse es la famosa sedestación en W. El niño hace rotación interna de cadera con flexión máxima de rodillas y deja los pies hacia atrás.


Ya casi todos los padres y educadores saben que no es una posición adecuada y menos aún si es la sedestación favorita del niño. La pregunta es ¿por qué?

Para entender por qué los fisioterapeutas y osteópatas intentamos evitarla debemos explicar un poco de dónde venimos.


Durante el desarrollo embrionario estamos en flexión de manera constante. Son 9 meses de pura magia en los que todo, desde la columna hasta las extremidades, incluidas manos y pies, está replegado sobre sí mismo. Así nos mantenemos hasta que llegamos al mundo. El primer movimiento de extensión comienza con la elevación de la cabeza que avanzará hacía el control cefálico en todas las posiciones. Poco a poco nuestro cuerpo a través de reflejos, respuestas motoras más maduras, comienza a generar cadenas musculares de elongación, y, más tarde, verticalización. No podemos quedarnos con ese patrón flexor con el que nacemos.


El desarrollo sensoriomotor que el niño debe hacer para llegar a la vida adulta requiere el control de muchísimas estructuras y su correcta integración en la corteza cerebral. Eso incluye saber generar de manera adecuada fuerza muscular para lograr movimiento, pero lo que es más importante aún, generar posturas.


Debe conocer la elongación de esa misma musculatura y los límites articulares que nos dan las estructuras óseas y ligamentosas.

La sedestación autónoma empieza a adquirirse alrededor de los 8 meses. Es muy importante no sentar nosotros a los peques. Les restamos posibilidades de aprendizaje.


La primera vez que lo consiguen es haciendo un inicio de volteo pero se quedan de lado y con apoyo en codo se enderezan de manera diagonal. Las primeras sedestaciones son cifóticas, con la espalda muy curva. No hay prisa, la gravedad pesa mucho. Suelen formar un anillo con las piernas que les da estabilidad y les permite manipular objetos. Avanzamos hacia sedestación lateral, posición sirenita. Y de repente W. Puede hacerse desde la posición de gateo hacia atrás, o directamente desde bipedestación llegar al suelo adoptando esa postura. Tengo niños en consulta, y es bastante típico, que directamente cuando les digo al suelo, se lanzan a la colchoneta con las piernas hacía atrás y dejando caer todo su peso sobre las rodillas en flexión máxima. Podéis imaginad mi cara de horror.


La sedestación típica es aquella en la que el apoyo se encuentra en isquiones, es decir en los huesos de la pelvis, y permite movilizar miembros inferiores. Son igual de buenas aquellas donde las piernas están extendidas o flexionadas a modo indio. Lo ideal sería que nuestros niños pasaran por todas las sedestaciones posibles y aprendieran y sintieran todas ellas.


Sabemos que para el correcto crecimiento de los huesos necesitan estar sometidos a fuerzas de torsión contrarias, es decir, movimientos opuestos, rotación interna-externa, flexión-extensión, separación- aproximación. Se resume en contracción-relajación dinámica.

Esto es realmente importante en el crecimiento y maduración del aparato músculo esquelético. En los niños es extremadamente plástico, así que pueden adoptar posturas que a los adultos nos parecen imposibles.


En el caso de la "W sitting" se trata de un bloqueo articular en donde el niño no está trabajando. Es decir, lleva las articulaciones hasta su máximo recorrido y se apoya en ellas. Sus músculos no están activos y son el choque óseo y los ligamentos los que hacen la función de sujeción. No nos ayuda como es obvio a la correcta alineación de los miembros inferiores, pero es que además enseña al niño una sedestación que no le favorece en nada.


En los peques que hayan tenido historial de displasia o cadera con tendencia a la luxación sí que debemos corregir y enseñar otro tipo de sedestación. Es una posición que ayuda a que la cabeza femoral salga hacia fuera.

Mi opinión es que hay que observar y esperar. No es una persecución a este tipo de sedestación pero sí que debemos intervenir en los casos en los que se repita mucho.


¡Si se trata de aprender cada día, pongamos a su alcance las mejores oportunidades!



#fisioterapia #fisioterapiainfantil #fisioterapianeurológica #osteopatía #osteopaíainfantil #sedestaciónenw #Wsitting #displasiadecadera #estimulación #etapas #aprendizaje #littlebylittle #belénconcejero #madrid #pediatría #infantil #bebé #niños #peques #tratamiento

#tratamientodefisioterapia #tratamientodeosteopatía

269 vistas